www.marialuisaaguilo.com

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

La escritura blanca que cubre la superficie

Encreuat 1998

TXEMA GONZÁLEZ BRAVO

El título de la exposición, Pintagrama, no puede ser más revelador: no hay referencias a objetos del mundo físico, se trata de una pintura inspirada en el lenguaje musical. Cuadros de una belleza basada en la abstracción de tono lírico, alejada de lo representacional, donde la tela o "campo" se articula de un lado al otro por las marcas rítmicas del pincel, como marcas de agua, mediante una técnica denominada “escritura blanca”, que cubre la superficie de la tela con una enmarañada red de signos, casi a modo jeroglíficos, mantras o diagramas zen. La exposición ofrece, en conjunto, el sentido de ordenada armonía que Maria Lluïsa Aguiló viene mostrando en sus últimas exposiciones individuales y que la sitúan entre lo más significativo del arte contemporáneo generado en las islas. Un lenguaje elaborado a partir de las experiencias fauvistas y figurativas de sus comienzos y de su posterior inmersión en el informalismo y la abstracción geométrica. En cualquier caso, el trabajo de Maria Lluïsa Aguiló continúa aunando la pintura figurativa con el arte abstracto, combinándolos en ocasiones, lo que le permite un campo de acción más amplio y mayor intensidad de emoción. El camino ha sido largo, más de veinticinco años, lo que supone un fecundo proceso depurativo donde la caligrafía, la música y las áreas expansivas de color intervienen como signos y voluntad de trascendencia.

Variacions Goldberg 2009
Técnica mixta sobre tela, 134 x 162 cm
Fotografía Joan-Ramon Bonet